Nuestra tienda
  • Piscinas
¿Cómo cuidar el césped en otoño? consejos-y-tutoriales

¿Cómo cuidar el césped en otoño?

0 Comentarios
Etiquetas Jardín

Con la llegada del otoño y la finalización del verano, nuestros hábitos para el mantenimiento del césped del jardín, han de sufrir un giro, teniendo que modificar sus cuidados en cuanto a limpieza, abonado, frecuencia de corte, y riego para poder afrontar con garantías los meses más fríos del invierno.

En este post te damos la claves para potenciar el césped del jardín con tareas adicionales durante el otoño.

Principales cuidados del césped en otoño

El otoño es la mejor época del año para reparar los daños sufridos durante el verano, fruto de las altas temperaturas y del pisado prácticamente continuo durante todo el día.

Estos son los trabajos básicos y esenciales de mantenimiento que debemos llevar a cabo durante estos meses:

Preparar y sanear el césped del jardín

Por todos es conocido que la llegada del otoño viene acompañada de la caída de las hojas de los árboles.

Eliminar cualquier elemento no deseado, como el manto que llegan a formar las hojas secas caídas en otoño junto a otros restos que se depositan sobre nuestro césped, se convierte en una tarea básica, ya que evitaremos la aparición de plagas y enfermedades.

Fruto de esta limpieza también estaremos facilitando que nuestro césped se oxigene y reciba la luz del sol tan necesaria para reforzarse y prepararse para los días más cortos de luz solar, durante los meses de invierno.

Para ello, podemos optar por el uso de un soplador de hojas eléctrico, como el soplador GAS 409XE de la marca Garland, con regulador electrónico de caudal, lo que permite adaptar la fuerza de soplado a nuestras necesidades.

Además, su reducido peso y tamaño facilitan su uso, mejorando el confort y reduciendo la fatiga.

 

Con este paso no solo estaremos cuidando del mantenimiento de nuestro césped, sino que además evitaremos dar esa sensación de abandono de nuestro jardín que producen las hojas muertas sobre el mismo.

Abonado del césped

El abonado del césped se lleva a cabo durante tres periodos a lo largo del año: a principios de las estaciones de primavera, de verano y de otoño.

Con la llegada del frío el crecimiento del césped se ralentiza hasta casi quedar paralizado, no así sus raíces que tienden a crecer y ensanchar.

Por ello debemos aplicar un fertilizante rico en fósforo y potasio específico para césped que llegue hasta las raíces y le aporte los nutrientes necesarios. A diferencia del verano, donde aplicaremos un fertilizante rico en nitrógeno.

Es importante que el abono aplicado sea de liberación lenta que irá penetrando de manera progresiva, logrando que nuestras raíces vayan cogiendo cada vez más fuerza.

De esta manera conseguiremos que aguante durante los meses de invierno y que muestre todo su esplendor llegada la primavera, creciendo con más vigor y verdor.

Cortar el césped en otoño

La temperatura y el tipo de césped determinan la frecuencia de corte, así que asegúrate de prestar atención a las necesidades específicas de tu tipo de césped y del clima local.

Conforme van bajando las temperaturas, el césped ralentiza su crecimiento.

Al Cortar el césped de forma correcta no solo conseguiremos un atractivo look de nuestro jardín, sino que conseguiremos que el césped crezca sano y fuerte.

En general, no crecerá tan rápido como lo hace en verano, por lo que podemos espaciar en el tiempo los cortes, así que debemos considerar cortar el césped con una frecuencia aproximada de 2 veces al mes, evitando coincidir con las primeras heladas, pero que tampoco haga muy buen tiempo, ya que estaremos estimulando su crecimiento.

Con el tiempo, conoceremos la tasa de crecimiento de nuestro césped e iremos ajustando la frecuencia con la que debemos cortarlo en función de la estación del año.

Es recomendable bajar la altura de corte de nuestra máquina cortacésped, ya que en otoño, es la época del año donde el césped deja de crecer en altura para hacerlo en anchura, y un corte más bajo facilitará el fortalecimiento de las raíces, y reduciremos el riesgo de proliferación de hongos.

Dejar crecer el césped demasiado es tan perjudicial como cortarlo con demasiada frecuencia. En esta época del año lo ideal es mantenerlo a una altura aproximada de unos 5 cm.

En este paso es importante contar con el cortacésped adecuado para nuestro jardín, que hará que cortar el césped se convertirá en una labor grata y apacible.

Consejo: es importante que no queden restos de césped cortado sobre nuestro jardín, ya que con la llegada de las heladas, estos recortes pueden terminar por asfixiar nuestro césped.

El riego del césped en otoño

Con respecto al riego, debemos ir reduciéndolo paulatinamente, empezando por ir alternando los días para acabar con un riego semanal.

Si vives en el norte de España es muy probable que no tengas que llevar a cabo ningún riego a partir del mes de octubre. Un exceso de agua en este periodo podría dar lugar a que el césped se termine marchitando.

Aunque el verano haya tocado su fin, en España esta estación es cada vez más descafeinada y sigue habiendo muchas zonas en las que las temperaturas continúan siendo altas en los meses de octubre y noviembre, y las lluvias cada vez se retrasan más, por lo que debemos procurar mantener el césped bien hidratado y regarlo con frecuencia hasta que aparezcan las ansiadas lluvias, o hasta que las temperaturas bajen que será el momento también de reducir al mínimo la frecuencia de riego.

 

Si queremos tener un césped saludable y frondoso para la primavera, debemos cuidarlo con mimo durante el otoño, y sobre todo ser constante a la hora de realizar las tareas.



Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados