Nuestra tienda
  • Piscinas
Cómo cortar el cesped del jardín de forma correcta consejos-y-tutoriales

Cómo cortar el cesped del jardín de forma correcta

0 Comentarios

Con la llegada del verano y el ascenso de las temperaturas ha llegado el momento de prestar mayor atención al cuidado de nuestro césped.

Todo el que tiene un jardín con césped quiere que este luzca siempre verde y frondoso. Pero ello requiere de un mantenimiento. Cortar el césped no es tan sólo una tarea para que tenga un buen aspecto nuestro jardín, sino que se trata de algo más, de que nuestro césped crezca sano y vigoroso.

Consejos para conseguir un césped natural bonito

El corte del césped es fundamental para su salud. Además, conseguiremos que esté cada vez más tupido y con una buena densidad, ya que estas plantas producen numerosos brotes laterales que se propagan con relativa facilidad.

Tener un look impecable

Para conseguir que nuestro jardín luzca siempre un aspecto impecable empezaremos por utilizar las herramientas apropiadas para el jardín, y por supuesto elegir el cortacésped adecuado para nuestro jardín.

Asegúrate de que la cuchilla del cortacésped esté bien equilibrada y perfectamente afilada. Una cuchilla desafilada realiza un corte desigual desgarrando la hierba. Por el contrario, el corte de una cuchilla afilada es mucho más limpio, el césped queda más parejo y se reducen las posibilidades de que surjan enfermedades.

Recorra el césped antes de proceder a su corte para evitar todo lo que pueda interferir el corte del césped (ramas, piedras, algún juguete de los niños o incluso algún hueso del perro).

Preferible hacer el corte a primera hora de la mañana, una vez que el rocío se haya secado, o a última hora de la tarde.

Cesped de aspas

Los más puristas invierten en un cortacésped helicoidal, que es el sistema que utilizan la gran mayoría de cortadoras de césped manuales, donde conseguimos que el jardín parezca una alfombra verde, pero necesita que la altura del césped sea excesivamente baja, y eso se traduce en un cuidado diario del mismo que puede llegar a ser agotador.

Lo habitual es usar uno de cuchillas rotativas, que es el sistema que emplean el resto de los cortacéspedes, más potentes y que prácticamente cortan todo lo que encuentran a su paso gracias a la velocidad que alcanzan sus cuchillas. Dentro de esta familia podemos encontrar varios tipos: eléctricos, de batería, de gasolina y el tractor cortacésped.

El corte adecuado en el momento adecuado

Cortacésped de gasolinaLa mayoría de los problemas que aparecen en nuestro césped son como consecuencia de haberlo cortado demasiado corto, demasiado a menudo, en el momento equivocado, o con las herramientas inapropiadas.

Un césped debilitado es más susceptible a las enfermedades y a la sequía. Esto puede dar lugar a que tengamos que terminar por renovar parcial o totalmente nuestro césped.

Un corte adecuado del césped de nuestro jardín favorecerá su crecimiento, permitiendo tener un césped cada vez más uniforme, denso y vigoroso.

Planifique la ruta de corte, variándola en cada nuevo corte para evitar repetir el patrón, así promovemos el crecimiento vertical de la planta. Siempre que sea posible, evitaremos los giros bruscos.

Consejo: No corte el césped cuando esté mojado. Las cuchillas destrozan el césped, por lo que el corte no será homogéneo, el conducto de descarga del cortacésped se bloquea, las ruedas de la máquina cortacésped dejan marcas sobre el terreno… En definitiva, ¡una mala idea!

Ajustar la altura de corte del césped del jardín

Altura del céspedComo norma no debe cortar más de un tercio de la longitud original de la brizna de hierba. Si lo cortamos demasiado bajo el proceso de fotosíntesis necesario para que crezca con fuerza, lo estaríamos reduciendo.

Si, por ejemplo, hemos decidido que la altura ideal para nuestro césped sea de 6 cm, esperaremos hasta que tenga aproximadamente unos 8 cm de altura antes de cortarlo.

La altura de los brotes y la longitud de la raíz están estrechamente relacionadas. Si la altura del corte decrece, eso significa que la profundidad de las raíces también decrece, y como resultado habrá que aumentar las horas de mantenimiento.

Un césped que se mantiene corto tiene raíces poco profundas, tiene más necesidad de agua, y es menos resistente a la falta de agua. Por ello, la altura de corte debemos incrementarla durante la época de verano. Según las recomendaciones de los expertos, la altura de corte sugerida para el verano oscila entre los 5 y 9 cm, a diferencia de lo que hasta hace poco se consideraba un corte normal que estaba en torno a los 3 – 4 cm.

Con un corte por encima de los 5 cm estaremos protegiendo las raíces tanto del calor como del frío extremo.

Regular la altura de corte en un cortacésped no supone problema alguno, ya que son muchas las máquinas de hoy día que cuentan con una palanca con varias posiciones que nos permite subir y bajar las ruedas para regular la altura de corte.

La primera y la última cortada de la temporada deben ser un poco más bajas, pero sin excedernos. Un césped demasiado corto o excesivamente alto es más propenso a contraer enfermedades

¿Cada cuánto tiempo debemos cortar el césped?

No hay una regla mágica. Depende de la estación, el clima, las condiciones meteorológicas y de la variedad de césped.

Como norma general y dependiendo de las estaciones del año, es recomendable cortar el césped de nuestro jardín una vez por semana en verano, una vez al mes en invierno, y entre dos o tres veces al mes en primavera y otoño.

Si durante alguna de las épocas del año hemos dejado crecer el césped más de lo normal, debemos evitar un corte drástico que podría producir una fuerte defoliación, por lo que iremos reduciendo progresivamente la altura en siguientes cortes.

¿Cuándo es mejor regar el césped?

Riegue con poca frecuencia, pero durante mucho tiempo: uno o dos veces por semana y no un poco todos los días. El terreno debe estar húmedo a una profundidad de al menos 4 cm.

En la época de verano, en ausencia de lluvias y con altas temperaturas, se necesitan aproximadamente 10-12 litros de agua por cada m². El agua debe penetrar profundamente para que las raíces se desarrollen bien. Si las raíces permanecen en la superficie, ¡están indefensas al primer golpe de calor!

La falta de agua la notaremos porque las hojas pasan de tener un color verde a adquirir una tonalidad amarillenta, a lo que hay que sumar que las hojas comenzarán a rizarse o marchitarse.

En el caso de que lo acabemos de plantar, haremos una excepción, regándolo a diario con regularidad para conseguir que germinen todas las semillas y que lo hagan con fuerza.

Regar el cesped

 

Ahora que nuestro jardín luce verde, ha llegado el momento de disfrutar de ese momento de tranquilidad y paz que transmite un jardín después de una dura jornada de trabajo.



Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados