Nuestra tienda
  • Piscinas
¿Qué tipo de emisor térmico es más eficaz? consejos-y-tutoriales

¿Qué tipo de emisor térmico es más eficaz?

0 Comentarios
Etiquetas Casa

Dentro de los distintos sistemas de calefacción existentes, el emisor térmico poco a poco va escalando posiciones hasta situarse en uno de los sistemas más utilizados para disfrutar de una temperatura confortable tanto en el hogar como en la oficina.

¿Qué es un emisor térmico?

Los emisores térmicos son un sistema de calefacción que transforma la energía eléctrica en calor, con la particularidad de que son capaces de conservar dicho calor durante mucho más tiempo que los sistemas de calefacción eléctrica convencionales. Llegando a consumir hasta un 30% menos de energía.

Un calor producido usando distintas tecnologías y materiales, para adecuarlas a las necesidades particulares de cada usuario. Su función principal es distribuir de forma gradual el calor generado en la estancia donde esté ubicado nuestro aparato. Permiten ajustar el consumo y elegir la temperatura ideal en cama momento.

Sin embargo, existen distintas clases de emisores térmicos, lo que dificulta su elección y que nos hace plantearnos ¿qué tipo de emisor térmico elegir?

Para no cometer errores, es fundamental conocer los distintos tipos de emisores térmicos existentes y sus características.

Tipos de emisores térmicos según su tecnología

Uno de los principales temores de la calefacción es el aumento de la factura de la luz. Esto hace que el ahorro de energía eléctrica sea uno de los motivos en la búsqueda de beneficios en calefacción.

Gracias a los emisores térmicos te olvidarás del frío durante los meses de invierno. Cada tipo tiene sus ventajas y desventajas cuya finalidad es generar un ambiente agradable y confortable, ahorrando al máximo en la factura de la luz.

Para acertar con nuestra elección, antes tendremos que conocer en qué se fundamentan cada uno de los diferentes tipos. Los emisores térmicos funcionan con una resistencia interna que se calienta y libera calor. Hay tres tipos de resistencias y, por lo tanto, tres tipos de emisores.

Como veremos, no todos calientan el hogar o la oficina de la misma manera.

Emisor térmico seco

La característica principal de este tipo de emisores es que el cuerpo interno retiene el calor y por lo general, el material con el que se fabrica es el aluminio, dado que tiene un factor de transmisión de calor muy elevado. Su diseño está preparado para transmitir el calor por conducción, es decir, la resistencia alienta el material en el que está en contacto.

Valga como ejemplo, dentro de esta tipología, el emisor térmico seco serie XH fabricado en acero con resistencia de aluminio. Posibilidad de programación horaria y otras opciones de domótica.

Podemos fijarlo a la pared haciendo uso de la plantilla de fijación, o montarlo directamente sobre el suelo gracias al sistema anti-vuelco que incluye, y así poder trasladarlo de una habitación a otra según las necesidades.

Tienen la ventaja de alcanzar la temperatura deseada muy rápidamente. Sin embargo, tienen la desventaja de su escasa capacidad para retener el calor (1 hora aproximadamente).

Por lo tanto, es perfecto para calentar aquellas habitaciones que necesitemos calentar de manera rápida, como por ejemplo, el cuarto de baño.

Una desventaja de estos emisores es que, de todos los tipos existentes, son los que más consumen. Por el contrario, son los más baratos.

Emisor térmico de fluido

Los emisores térmicos de fluidos se caracterizan por contar con una serie de conductos que alojan en su interior un líquido capaz de retener el calor. Su funcionamiento es parecido al de un radiador de aceite.

Este calor circula por el interior del aparato gracias a la naturaleza líquida de la resistencia. Gracias a su capacidad para ir reteniendo el calor, una vez el radiador ha conseguido alcanzar la temperatura en la estancia donde lo hayamos colocado, este se desactiva, pero continúa emitiendo calor sin consumir energía, favoreciendo la generación de aire caliente

Emisor termico fluido

Este tipo de emisores cuenta con la ventaja de que liberan el calor de forma mucho más uniforme donde estén ubicados. Ideales para estancias donde haya niños o personas mayores.

Dentro de esta tipología podemos encontrar el emisor de fluido térmico Fácula con termostato de seguridad que controla y protege frente a los sobrecalentamientos.

Comparado con los emisores térmicos secos, tardan más en calentarse, pero retienen el calor durante mucho más tiempo.

Emisor térmico cerámico

El mercado apuesta cada vez más por los emisores térmicos cerámicos, cuya tecnología es más avanzada y los hace más eficientes.

Está compuesto, además del aluminio, por un material cerámico sólido. Por lo general este material se trata de la esteatita que tiene una alta conductividad e inercia térmica, o sea, una capacidad para almacenar y mantener el calor muy elevada.

Dentro de esta gama, desde Tupiscinayjardin te podemos ofrecer el Emisor Térmico Cerámico HJM Elva que incorpora un Crono-Termostato digital de alta precisión programable de uso sencillo, que nos permite regular una programación diaria y semanal, asignando diferentes temperaturas para cada hora, para cada día de la semana.

Esto nos permite programar nuestro emisor manteniéndolo encendido en las horas en las que la electricidad es más barata y mantenerlo apagado, en la franja horaria en la que la electricidad es más cara.

Sin duda, son la mejor opción de emisor térmico para un uso intensivo en instalaciones donde utilicemos los equipos de manera prolongada. Una de las grandes ventajas de los emisores térmicos cerámicos es que mejoran nuestro confort, evitando consumos innecesarios y, por tanto, ahorrando mucha energía.

El inconveniente que podemos apreciar es que tardan más en alcanzar la temperatura máxima que los anteriores emisores térmicos, pero lo compensan con la gran inercia térmica que presentan.

¿Cuál es el mejor emisor de calor?

No existe un tipo de emisor térmico mejor que otro. A la hora de decantarnos por un tipo u otro debemos tener en cuenta nuestras necesidades. La elección de un tipo de emisor térmico va a venir determinada por el uso diario que vayamos a hacer del mismo. Si pasamos más o menos horas en casa o en la oficina.

Si se trata de una zona con un uso prolongado del mismo, durante más de 8 horas diarias, sin lugar a dudas, nuestra elección debe ser en emisor cerámico.

Para un uso comprendido entre 5 y 8 horas es mejor escoger un emisor de fluido.

Si por contrario, este intervalo nos sigue pareciendo excesivo, ya que nos bastaría con usarlo aproximadamente entre 1 y 5 horas diarias, en este último caso, optaríamos por adquirir un emisor seco

¡Un emisor térmico de bajo consumo es la mejor manera de mantener confortable tu vivienda durante el invierno, creando un ambiente cálido y acogedor en tu hogar!.



Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados